Taller de mindfulness para niños

Las intervenciones y programas basados en Mindfulness han demostrado sobradamente su eficacia en la reducción del estrés, la mejora de la atención y la concentración y la regulación de las emociones, entre otros beneficios.

Desarrollar una vida “mindful” requiere entrenamiento y práctica y la infancia puede ser un excelente momento para dotar a los niños/as de las habilidades que les ayudarán a desarrollarse de forma más hábil, equilibrada y saludable potenciando su atención, su empatía, la calma y la gestión de sus emociones.

En el momento actual en el que los niños y niñas están sometidos a una cantidad nunca antes recibida de estímulos, el desarrollo de las habilidades atencionales y de concentración nos parece indispensable.

Asimismo consideramos de gran importancia enseñarles a conocerse mejor, su funcionamiento interno, el papel de sus pensamientos y emociones de manera que se entiendan, se sientan menos confundidos y puedan mejorar sus relaciones tanto consigo mismos como con los demás.

Es, para nosotros, también fundamental que los progenitores se involucren en el proceso de manera que venir al taller no sea para los más pequeños una actividad o tarea más entre las múltiples que ya realizan cada semana. Para ello ofrecemos un acompañamiento a los progenitores con la intención de que se conviertan en agentes facilitadores del cambio que desean ver en sus hijos e hijas. Por esta razón establecemos espacios de 15 minutos al final de las sesiones para comentar con las familias lo realizado y ofrecer sugerencias para seguir apoyando lo descubierto en casa.